Novedades

11 junio, 2020

Ansiedad y depresión durante la pandemia

El confinamiento y la pérdida de libertad, trabajo, amigos, familiares y amistades ocasionadas por el Covid-19 alteran el ánimo de muchas personas. En éstas hacen mucho daño los sentimientos de soledad, miedo, incertidumbre o tristeza.

Por estos motivos, desde el Servicio de Clínica Médica brindan las siguientes recomendaciones:  

-Nunca suspender los tratamientos.

-Mantener el contacto con todo su entorno social amigos, familia, etc.

-Contacto permanente con los profesionales ante cualquier situación de agravamiento.

-Expresar lo que están viviendo a todas las personas que puedan.

-Transferir un problema es disminuir el problema a la mitad.

-Evitar el exceso de información y recurrir a técnicas de relajación y meditación.

-No recurrir a las adicciones como alcohol, comidas, tabaco o sustancias de abuso para afrontar esta situación.

-Estar muy atentos si aparecen síntomas de desesperanza, irritabilidad, cambios en el apetito, alteraciones del sueño, cambios en el estado de ánimo, ganas de estar en la cama más de lo normal, decaimiento general.

Si sus pensamientos se vuelven muy reiterados y no le permiten pensar en otra cosa se denomina ansiedad y es un problema. Se puede deteriorar su salud física y darle dolor de cabeza, contractura muscular, palpitaciones, malestares digestivos, diarrea.

Durante una pandemia uno se siente permanentemente amenazado y esto produce mucho estrés. El miedo ocupa gran parte del día y nos aumenta la ansiedad y los síntomas físicos. En momentos como estos uno está “enfermo de miedo” a todo lo que nos pasa.

El virus, los problemas económicos, laborales y el resto de todas las otras enfermedades que siguen estando a nuestras espaldas.

La actividad física como caminar o cualquier otra hace que su cerebro libere endorfinas que son sustancias que producen bienestar, alegría, paz, cambio del pensamiento negativo y aumentan el optimismo y la esperanza. La actividad física en cualquiera de sus formas es el mejor ansiolítico y antidepresivo natural que existe.

Dormir 8 horas es lo ideal, seguir levantándose y vistiéndose como lo hace regularmente. Mantenga su higiene personal en óptimo estado. 

Sea positivo, todo pasa. Haga todo lo que le hace bien y evite lo que le hace mal.

Cada día que pasa es un día ganado, ya hay varios tratamientos experimentales efectivos y hay varias vacunas en etapas muy avanzadas.

Pero hoy la mejor vacuna es el distanciamiento, el barbijo, lavarse las manos en forma permanente y quedarse en casa.

Lo que estamos viviendo es temporal no vamos a vivir siempre confinados y viviremos una nueva y diferente normalidad hasta que podamos aplicarnos la vacuna.

Escuche solo las noticias dadas por las autoridades médicas y gubernamentales.

Si tiene episodios de ansiedad o depresión, pida ayuda.

Dibuje, pinte, cante, escriba… reinvéntese permanentemente.

No se haga preguntas que no tienen respuesta viva día a día y agradezca estar sano.

Tome este periodo para sanar heridas o deudas pendientes y disfrute del silencio y de la soledad.

Un estudio realizado en Estados Unidos sobre salud mental reveló que el 24 por ciento de la gente mostró síntomas de trastorno depresivo mayor y un 30 por ciento síntomas de ansiedad generalizada.

Se habla mucho sobre las medidas preventivas para evitar un contagio por coronavirus pero se habla muy poco sobre el apoyo que hay que dar a las personas para mantener su salud mental en buenas condiciones.

No dude en consultar a su médico a través de la forma más conveniente. Pida las recetas por medios telefónicos, nunca abandone los tratamientos.

Muertes por día según patologías

Mire en qué lugar bien abajo están las muertes por Covid-19 frente a otras enfermedades. Se muere mucha más gente por todas las enfermedades que usted conoce que por el coronavirus.

Dr. Daniel A. López
Especialista en Clínica Médica
MP 91594

Compartir en:

Facebook Twitter Google

Noticias relacionadas