Novedades

28 marzo, 2019

Concientización sobre el HPV y prevención del Cáncer de Cuello Uterino

4 de Marzo: Día Internacional de Concientización sobre el HPV
26 de Marzo: Día Mundial de la Prevención del Cáncer de Cuello Uterino

El virus de papiloma humano afecta a todos, sin embargo, muchas personas nunca han oído hablar de él.  La mala noticia: algunas infecciones por HPV pueden provocar cánceres que amenazan la vida. La buena noticia: juntos podemos detener el HPV.

El  4 de marzo de 2018 se celebró por primera vez el “Día Internacional de la Concientización sobre el virus de papiloma humano (HPV)” organizado por la Sociedad Internacional del Papilomavirus en todo el mundo. El objetivo es fomentar el debate y promover el intercambio de ideas y conocimientos respecto de estos virus y sus enfermedades asociadas, enfatizando en las medidas de PREVENCIÓN.

Los virus del papiloma humano (HPV por su sigla en inglés) son virus de transmisión sexual, muy comunes en todo el planeta, de fácil transmisión. Se estima que 4 de cada 5 personas (es decir, el 80%) tendrán HPV en algún momento de sus vidas.

Hay más de 200 tipos diferentes de HPV, de los cuales 40 aproximadamente afectan la zona genital y/o anal. Se sabe que algunos tipos de HPV causan ciertos cánceres, como cáncer de cuello uterino, ano, orofaringe, pene, vulva y vagina.

Se los divide en dos grandes grupos:

-HPV de Bajo Riesgo Oncogénico: que se asocian generalmente a lesiones benignas, como verrugas y lesiones de bajo grado.

-HPV de Alto Riesgo Oncogénico: son alrededor de 15 y los más frecuentes son los tipos 16 y el 18. Si bien éstos también pueden producir verrugas, se asocian fundamentalmente a lesiones precancerosas, que son las lesiones que pueden evolucionar a cáncer.  

Pero tener HPV no significa que se va a desarrollar una lesión. En la mayoría de los casos el organismo controla la infección. Se estima que solamente el 5% de las infecciones por HPV no retrogradan solas y se vuelven persistentes. Y si esa infección persiste durante muchos años (5-10 años), los HPV de alto riesgo oncogénico pueden causar lesiones en los órganos genitales que pueden evolucionar a cáncer.

El Virus del Papiloma Humano es el causante del casi 100% de casos de cáncer cérvico uterino. El HPV es un factor necesario pero no suficiente para contraer esta enfermedad. Otros motivos, como el inicio temprano de relaciones sexuales, la promiscuidad, el tabaquismo, bajo nivel socioeconómico, aumentan el riesgo de contraerlo. 

El cáncer cervicouterino es la segunda causa de muerte por cáncer en mujeres, entre los 35 y 64 años, a nivel mundial. En Argentina, cada año se diagnostican alrededor de 5.000 casos nuevos de cáncer de cuello de útero y mueren aproximadamente 1.800 mujeres a causa de la enfermedad. 

Se trata de una patología que tiene un método eficaz de detección temprana y esto es  importante. Existen dos métodos de prevención: la primaria y la secundaria. La primera se refiere a la vacunación contra el HPV.  La vacuna se encuentra en el Calendario Nacional de Vacunación para niñas y niños desde los 11 años de edad.

Una vez expuestos al virus de HPV, aplica la prevención secundaria que se refiere a los métodos de detección precoz en el marco de los controles ginecológicos anuales que se debe realizar una mujer sexualmente activa. El 70% de las mujeres que tiene relaciones sexuales está expuesta a contraer cáncer de cuello uterino, y por eso la mejor manera de prevenirlo es mediante los métodos de detección precoz. Además del Papanicolau y la colposcopía, para mujeres mayores de treinta años existe otro más sensible para la detección de la infección que el Test de HPV.

Como el cáncer de cuello uterino es una enfermedad causada por un virus de transmisión sexual, la importancia del correcto empleo del preservativo es fundamental y, por supuesto, la educación sexual desde la infancia.

La importancia de la prevención es detectar la infección que causa el cáncer de cuello uterino de manera temprana para poderla tratar. 

La mayoría de las lesiones precancerosas no suelen dar síntomas, sin embargo, no se debería dejar de consultar al médico frente a las siguientes manifestaciones:

– Sangrado vaginal fuera del ciclo menstrual.

– Flujo vaginal sanguinolento.

– Dolor y/o sangrado con las relaciones sexuales.

– Dolor pélvico

SOMETERSE A PRUEBAS DE DETECCIÓN Y VACUNARSE SON LAS DOS MEJORES MANERAS DE PROTEGERSE CONTRA LOS CÁNCERES RELACIONADOS CON EL HPV.

Fuente: 

www.askabouthpv.org
www.ipvsoc.org
www.colpoweb.org
www.fasgo.org.ar
www.msal.gob.ar
www.paho.org

Dra. D’Archivio, María Verónica
Especialista en Ginecología
MP 94.926

Sede Central
Av. Colón 3651, 2º piso  – consultorio 206. Tel.: (0223) 499-2585 

Compartir en:

Facebook Twitter Google

Noticias relacionadas