Novedades

1 noviembre, 2018

Hepatitis, un problema de salud mundial

Las hepatitis son un problema de salud de gran relevancia en el mundo entero. Por definición, hepatitis es cualquier inflamación del hígado causada por una gran variedad de agentes. Los más conocidos son los virus llamados hepatotropos: hepatitis A, B, C, D y E.

Los virus se transmiten por distintas vías: los virus de hepatitis A y E por vía enteral o fecal oral (o sea a través de aguas y alimentos contaminados) y los virus de hepatitis B, C y D por vía parenteral: la hepatitis B se contagia por vía sexual y a través de fluidos orgánicos; la hepatitis C se contagia fundamentalmente a través de sangre infectada. La hepatitis D solo ocurre como coinfección o sobreinfección de hepatitis B (o sea que esta última debe estar presente para que se manifieste la hepatitis D).

Este conjunto de enfermedades presenta un cuadro clínico común caracterizado por fatiga, náuseas, falta de apetito, fiebre e ictericia (coloración amarillenta de piel y mucosas). Sin embargo, muchas veces la infección es asintomática y se evidencia solo a través de un laboratorio de rutina.

Generalmente los cuadros son autolimitados con recuperación total, aunque un pequeño porcentaje puede presentar falla hepática fulminante, requiriendo ser evaluados para un eventual transplante de hígado.

Las hepatitis B y C pueden progresar a la cronicidad y tienen riesgo de cirrosis y hepatocarcinoma.

Las hepatitis pueden ser prevenidas tomando las medidas de precaución necesarias: acceso a alimentos y agua seguros en los casos de hepatitis de transmisión enteral, uso de materiales estériles en los casos de manipulación de sangre (trabajadores de la salud, drogadictos endovenosos, cribado en los centros de donación de sangre) y muy importante, vacunas en los casos de hepatitis A y B. 

Las infecciones crónicas por hepatitis B y C tienen tratamientos efectivos que evitan las complicaciones de la enfermedad.

Millones de personas en el mundo padecen esta enfermedad y lo desconocen. La Organización Mundial de la Salud (OMS) se ha puesto como objetivo hace ya unos años optimizar los recursos para reconocer estos pacientes y así poder tratarlos y evitar las complicaciones hepáticas y extrahepáticas de la enfermedad.

Dra. Verónica Aló
Servicio de Gastroenterología
Consultorio de Hepatología
MP. 94.443

Sede Central
Av. Colón 3651, Planta Baja – Consultorio 12. Tel.: (0223) 499-2566

Compartir en:

Facebook Twitter Google

Noticias relacionadas