Novedades

14 junio, 2019

Procedimiento quirúrgico mininvasivo del cáncer colorrectal

El cáncer de colon afecta al intestino grueso que comienza en su mayor parte a partir de un pólipo benigno (adenomatoso o serrato). La secuencia pólipo-cáncer comienza con una mucosa normal a partir de la cual se forma un tumor benigno (pólipo) y culmina en la invasión de células malignas en la submucosa. Esta invasión de la submucosa implica que este pólipo ya se transformó en un cáncer. Los pólipos no suelen tener síntomas, pero pueden detectarse mediante chequeos.  

Los síntomas del cáncer colorrectal dependen del tamaño y la ubicación del cáncer. Algunos de los síntomas más comunes son los cambios en los hábitos intestinales, cambios en la consistencia de las heces, la presencia de sangre en las heces y la incomodidad abdominal.

El 90% de los casos se diagnostica en mayores de 50 años. La curva de incidencia se eleva a partir de los 40 años, con un incremento regular a medida que aumenta la edad. La forma más frecuente de presentación es la esporádica. 

La tasa de incidencia es mayor en hombres que en mujeres, siendo 37 y 24 cada 100.000 habitantes respectivamente. Entre el 3 y el 6% se transmiten en forma hereditaria y el 1% son secundarios a enfermedad inflamatoria intestinal.

¿Cuales son los factores de riesgo? 

• Edad

• Factores medioambientales: desempeñan un papel clave en el desarrollo de las formas esporádicas, el 70% de los casos es atribuible a factores de riesgo modificables (culturales, sociales, estilos de vida, etc.), esto convierte a esta patología en una de las neoplasias cuyo desarrollo seria potencialmente prevenible.  

• Alimentación: la ingesta de carnes rojas y grasas de origen animal se encuentra asociada a un mayor riesgo de cáncer de colon. La ingesta de vegetales, frutas y fibra ha sido postulada como un elemento protector. 

• Actividad física: los individuos que realizan más actividad física tienen menor riesgo de cáncer de colon, la posible explicación para esta asociación negativa es la aceleración del tránsito producida por la liberación de hormonas aumentada mientras se realiza actividad física. 

• Obesidad: la obesidad está relacionada con la formación de pólipos, por ende el aumento del riesgo de cáncer de colon.  

¿Cuándo hacer una consulta? 

Como se dijo anteriormente los casos tempranos pueden comenzar como pólipos no cancerosos, no suelen tener síntomas, pero pueden diagnosticarse mediante chequeos. Por este motivo recomendamos realizarse chequeos a los pacientes de riesgo como familiares de 1° grado de un paciente que padezca esta enfermedad, mayores de 50 años, pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal o pacientes con antecedentes de pólipos.

En caso de presentar algún tipo de síntoma, no importa la edad, ya sea sangrado, cambios en el hábito evacuatorio o dolores abdominales, realizar la consulta para comenzar con los estudios correspondientes.

¿Cómo es el procedimiento quirúrgico?

El tratamiento del cáncer colorrectal depende del tamaño, la ubicación y la extensión del cáncer. Los tratamientos más comunes incluyen la cirugía para extraer el cáncer, la quimioterapia y la radioterapia. 

En caso de presentar la enfermedad solamente localizada en el intestino, el tratamiento de preferencia en nuestra institución y avalado por la bibliografía mundial es la resección laparoscópica del tumor.

Cuando hablamos de laparoscopía hablamos de cirugía mínimamente invasiva con reales beneficios para el paciente como la recuperación temprana, el retorno precoz a su actividad laboral e incisiones menores en lo que respecta a una cirugía convencional. Para la resección del tipo laparoscópica se requiere poseer la tecnología de calidad y adecuada para llevar acabo estos procedimientos, así como también cirujanos entrenados en dicha técnica quirúrgica para obtener buenos resultados. 

¿Cuáles son los riesgos de la cirugía?

En el caso de la cirugía del cáncer de colon se toman medidas en el pre y en el post operatorio para evitar posibles complicaciones. Dichas medidas implican, antibiótico profilaxis, compresión venosa para evitar la formación de trombosis, asepsia del paciente antes de comenzar la cirugía.

La filtración de anastomosis es una de las complicaciones de mayor impacto en cirugía colorrectal. Si bien el cirujano está entrenado en las técnicas adecuadas, es un factor que debe ser tenido en cuenta. 

Como se dijo anteriormente, la cirugía laparoscópica en cuanto a resultados a corto plazo, permite una recuperación superior a la cirugía convencional. En Clínica Colón se implementa un protocolo a seguir en el cual se indica una ingesta de líquidos y movilización precoz del paciente, lo que favorece la recuperación y restauración más temprana del tránsito intestinal. De esta manera el paciente puede comenzar con la ingesta de calorías en forma temprana favoreciendo el alta hospitalaria al tercer día de su intervención habitualmente. 

¿Cuándo se le da el alta definitiva al paciente?

Tanto en el postoperatorio cercano como el alejado, el paciente se encuentra en seguimiento conjunto tanto por el cirujano como por el oncólogo, y de no encontrarse recurrencias de la enfermedad en los estudios realizados en su seguimiento, al quinto año cumplido de la cirugía el paciente tiene el alta definitiva.

Dr. Martín Pastorino
Especialista en Cirugía General
MP 94.592

Consultorio de Coloproctología
Av. Colón 3651, 1º piso – Consultorio 106 (2) /(0223) 499-2577

Compartir en:

Facebook Twitter Google