Novedades

7 julio, 2017

Síndrome de apnea de sueño

La apnea del sueño es una enfermedad muy frecuente que afecta al 6% de la población mientras duerme. Consiste en una parada total o parcial del aire que habitualmente entra y sale de nuestros pulmones, lo que denominamos pausas respiratorias (apneas). Los síntomas más frecuentes son el ronquido, cansancio diario excesivo y la tendencia a quedarse dormido (somnolencia) en las actividades de la vida cotidiana, incluso manejando.

Los síntomas de la apnea que se detectan durante la noche son: despertarse con ahogos, visitas frecuentes al baño, dificultad para conciliar el sueño o mantenerlo durante la noche, múltiples despertares. 

La consecuencia de este sueño poco reparador y tan fragmentado es la sensación de cansancio durante el día, y la somnolencia en situaciones habituales de la vida diaria en las que no se debería tener sueño: comiendo, hablando con alguien, leyendo o mirando televisión a cualquier hora del día y también en situaciones peligrosas como cocinando o conduciendo.

Principales causas

Las pausas respiratorias se producen por una obstrucción en la vía aérea superior, es decir, se colapsa la zona de la garganta. Esto ocurre por múltiples factores, el más frecuente es el exceso de peso, debido a que el tejido graso se ubica también en el cuello.

Otro factor predisponente es el antecedente familiar, los trastornos tiroideos y/o cualquier otra causa que provoca obstrucción en la entrada de aire tanto sea por la nariz (hipertrofia adenoidea, hipertrofia de cornetes, desviación de tabique nasal, etc.) como por la boca (paladar blando, úvula alargada, hipertrofia amigdalina, entre otros).

Diagnóstico

En primer lugar se deben reconocer las manifestaciones más frecuentes. Si ronca intensamente y alguien al observarlo dormir advierte pausas en la respiración, se deberá realizar un estudio de sueño. Existen diferentes tipos de estudios. Algunos se realizan en la clínica (ej.: polisomnografía) y otros en el domicilio (poligrafía respiratoria). Será el médico quien determine cual corresponde para cada paciente.

Tratamiento

En primer lugar se deberán corregir todos los factores que puedan ser tratados y modificados:

-Descenso de peso en caso que corresponda. 
-Si existe una causa otorrinolaringológica corregible por vía quirúrgica.
-Tratamiento del trastorno tiroideo, si lo hubiere.

En segundo lugar se evaluará el inicio de tratamiento con CPAP (presión positiva en la vía aérea). Este es un equipo que bombea aire a presión para mantener la vía aérea abierta (como si alguien le soplara en la boca para que no se le cierre la garganta). 

El Servicio de Neumonología de Clínica y Maternidad Colón realiza la Poligrafía respiratoria. Consiste en un equipo que el paciente se lleva al domicilio y se lo coloca al dormir. Luego al otro día lo regresa y se revisa el trazado donde se puede constatar la presencia de apneas, el número y tipo de las mismas y la oxigenación durante todo el registro de sueño.

Si usted conoce alguna persona que sospeche tenga esta patología, puede remitirse al consultorio para realizar la consulta correspondiente.

Dra. Laura Araya 
Especialista en Neumonología
MP 333.133

Sede Central Clínica y Maternidad Colón
Av. Colón 3651, Planta Baja – Consultorio 1
Tel.: (223) 499-2584

 

Noticias relacionadas