Acceso Empleados

Novedades

28 septiembre, 2021

Telangiectasias o arañitas

Las telangiectasias son pequeños vasos sanguíneos de la piel que se dilatan. Se observan como pequeñas líneas o arborizaciones en la piel de coloración roja, violácea o azuladas. Generalmente son asintomáticas y la única molestia que generan es de índole estética, aunque, en algunas ocasiones pueden sangrar denominándose esta complicación varicorragia.

Pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo aunque la localización más frecuente es en los miembros inferiores.

Generalmente se desarrollan en pacientes con antecedentes familiares (hereditarios) de insuficiencia venosa crónica y varices, pero también existen otros factores causales que favorecen su aparición como son:

•El sexo femenino. Este es el principal factor ya que las hormonas femeninas favorecen el desarrollo de telangiectasias
•Hormonas como el uso de anticonceptivos y la terapia de reemplazo hormonal
•La rosácea
•El envejecimiento
•El embarazo
•La sedestación o bipedestación prolongada
•La exposición al sol o a fuentes de calor
•El uso excesivo de cremas con corticoides
•Los traumatismos en la zona

Las telangiectasias pueden tener 3 orígenes: ser dilataciones de una vénula (son venas muy pequeñas), de una arteriola (son arterias muy pequeñas) o de un capilar (son arterias y venas aún más pequeñas que las anteriores). Las telangiectasias arteriolares son de muy pequeño diámetro, de color rojo y no protruyen o abultan en superficie de la piel. Las telangiectasias venulares son de mayor diámetro, de color violáceas o azuladas y protruyen en la piel. Las de origen capilar son más pequeñas aún y generalmente de coloración rojiza.

Un CONCEPTO IMPORTANTE de esta enfermedad, como todo el espectro de la enfermedad venosa crónica, es que, como su nombre lo indica es una ENFERMEDAD CRÓNICA y por lo tanto el objetivo terapéutico es tratar las telangiectasias ya presentes para evitar que estas sigan extendiéndose y así retrasar la progresión, como, así también, realizar los controles médicos y los tratamientos de mantenimiento con sesiones periódicas.

¿Qué debo hacer para prevenirlas?

Aunque las medidas preventivas son limitadas y no existe un método real y seguro, su adquisición como hábito de vida pueden ayudar a limitar la aparición de telangiectasias y retrasar la progresión de la enfermedad.

•El primer punto y el más importante es el tratamiento precoz y oportuno de las telangiectasias que vayan apareciendo mediante sesiones de escleroterapia periódica, las cuales se realizarán cada uno o dos años dependiendo de cada paciente. Algunos pacientes desarrollan telangiectasias en periodos de tiempo más cortos y otros más largos.
•Uso de medias elásticas
•Realizar actividad física
•Controlar peso corporal
•Evitar uso de ropa ajustada
•Evitar el alcohol
•Evitar fuentes de calor como estufas o depilación con cera caliente
•Usar protector solar
•Hidratar la piel para evitar el envejecimiento prematuro

El tratamiento se realiza mediante ESCLEROTERAPIA CON ESPUMA (inyecciones), cuyo objetivo terapéutico es inyectar dentro de las telangiectasias una droga que produzca la inflamación y posterior reabsorción de las mismas.
Otra opción terapéutica disponible es el LÁSER TRANSDÉRMICO aunque la efectividad del mismo es muy inferior a la escleroterapia y suele reservarse solo para telengiectasias muy finas y pequeñas, las cuales no responden bien al tratamiento esclerosante y para el tratamiento de la rosácea.

Dr. Roberto Canalichio
Especialista en Flebolinfología
MP 93.946

Bolívar 3585 – Planta Baja- Tel.: 223 437-5686 /223 437-5688

Compartir en:

Facebook Twitter Google

Noticias relacionadas