Novedades

1 enero, 2018

Toxoplasmosis y embarazo

La toxoplasmosis es una infección causada por un parásito llamado Toxoplasma gondii que puede infectar al ser humano de diferentes maneras, siendo la edad escolar o la adolescencia el momento de la vida donde más frecuentemente se contrae la enfermedad y cursando generalmente como una enfermedad leve y sin secuelas. No obstante, cuando una mujer embarazada se contagia durante la gestación y no recibe tratamiento adecuado puede generar problemas en su bebé. 

¿Cómo se contagia esta enfermedad? 

El Toxoplasma gondii es de naturaleza ubicua y capaz de infectar a muchas especies de animales, incluidos los seres humanos. Su hospedero definitivo es el gato, en cuyo intestino desarrolla la fase sexuada del ciclo reproductivo. Un gato infectado elimina gran cantidad de parasito en su materia fecal. Estas partículas infectivas son responsables de la infección que pueden padecer distintos animales silvestres de consumo o el hombre cuando las ingieren. 

La vía principal de contagio (más del 50% de los casos) es por la ingestión del parásito en carnes mal cocidas o crudas, a través de la ingesta sin una buena higiene de manos, sobre todo estando en contacto con tierra o plantas que puedan estar contaminadas, por tomar agua contaminada y por el consumo de frutas o vegetales mal lavados. La toxoplasmosis no se contagia de persona a persona, solamente puede pasar esto cuando una mamá contagia a su bebé por nacer. 

¿Cómo me doy cuenta si me contagié la enfermedad? 

La toxoplasmosis usualmente no da síntomas, aunque a veces puede producir síntomas que no son específicos como por ejemplo: cansancio, fatiga, dolor de cabeza, entre otros. En los análisis de sangre que se realizan durante los controles del embarazo se solicitan estudios para detectar si una mujer tuvo la enfermedad anteriormente, si puede contagiarse o si se contagió en el embarazo, de esta manera el obstetra le indicará al paciente los pasos a seguir en caso de que sea susceptible a contagiarse la enfermedad durante el embarazo. 

¿Cuál es el riesgo para el bebé en una madre embarazada? 

El riesgo depende del momento del embarazo en que una mujer se infecta, siendo el primer trimestre del embarazo el momento de menor riesgo de contagio pero el de mayor riesgo de infección fetal, y al final del embarazo disminuye la posibilidad de que sea afectado gravemente. 

Si tengo un gato en mi casa, ¿tengo que deshacerme de él? 

No, si bien el gato es el huésped principal donde se reproduce el microorganismo, para que esto ocurra el gato debe comer carnes crudas contaminadas o beber agua contaminada. Un gato doméstico, sin hábitos cazadores, que vive dentro de un hogar raramente se contagia de toxoplasmosis. Asimismo, una vez el gato se contagia, elimina el parásito por su materia fetal durante aproximadamente 3 semanas, para luego no volver a hacerlo, por lo que la probabilidad de contagiarse de un gato doméstico es muy baja. Si hay gatos en el hogar, se recomienda alimentarlos con alimento balanceado y no con carnes crudas. Además, se aconseja realizar los controles veterinarios necesarios para mantenerlo desparasitado. 

¿Cuáles son las recomendaciones para evitar el contagio? 

-Lavado de manos antes de ingerir alimentos. 

-Ingerir siempre las carnes bien cocidas.

-Lavado minucioso de las manos luego de manipular carne cruda o vegetales frescos.

-Limpieza de las superficies y utensilios de cocina que tuvieron contacto con carne cruda. 

-No utilizar la misma superficie de apoyo de la carne cruda con los vegetales que se ingieran frescos.

-No ingerir vegetales crudos cuando no se pueda asegurar que fueron bien lavados.

-No ingerir huevos crudos, ni leche no pasteurizada.

-Si se realizan trabajos de jardinería, usar guantes y luego lavarse las manos.

-Consultar con su médico de cabecera ante cualquier duda.

Bibliografía:

Durlach R, Kaufer F, Carral L, Freuler C, Ceriotto M, Rodriguez M, Freilij H, Altcheh J, Vazquez L, Corazza R, Dalla Fontana M, Arienti H, Sturba E, Gonzalez Ayala S, Cecchini E, Salomon C, Nadal M, Gutierrez N, Guarnera E. Consenso Argentino de toxoplasmosis. Medicina (B Aires). 2008; 68(1):75-87.

Gilbert R, Dunn D, Wallon M et al. Ecological comparison of the risks of mother-to-child transmission clinical manifestations of congenital toxoplasmosis accordingto pre treatment protocol. Epidemiol Infect. 2001; 127:113-20. 

Hohlfeld P, Daffos F, Costa JM, Thulliez P, Forestier F,Vidaud M. Prenatal diagnosis of congenital toxoplasmosis with a polymerasechain-reaction test on amniotic fluid. N Engl J Med. 1994; 331:695-9. 

Liesenfeld O, Montoya JG, Kinney S, Press C, Remington JS. Effect of testing for IgG avidity in the diagnosis of Toxoplasma gondii infection in pregnant women: experiencein a US reference laboratory. J Infect Dis. 2001; 183:1248-53.

Liesenfeld O, Montoya JG, Tathineni NJ. Confirmatory serologic testing for acute toxoplasmosis and rate of induced abortions among women reported to have positive Toxoplasma immunoglobulin M antibody titers. Am J Obstet Gynecol. 2001; 184:140-5. 

Ministerio de Salud de Argentina. Guía de prevención y tratamiento de las infecciones perinatales, 2010.

Montoya J, Liesenfeld O. Toxoplasmosis. The Lancet – Vol. 363, Issue 9425, 12 June 2004, Pages 1965-1976.  Kravetz JD, Federman DG. Prevention of toxoplasmosis in pregnancy: knowledge of risk factors. Infect Dis Obstet Gynecol. 2005 Sep; 13(3):161-5.  

Montoya JG, Rosso F. Diagnosis and management of toxoplasmosis. Clin Perinatol. 2005 Sep; 32(3):705-26.  Boyer KM, Holfels E, Roizen N, Swisher C, Mack D, Remington J, Withers S, Meier P, McLeod R; Toxoplasmosis Study Group. Risk factors for Toxoplasma gondii infection in mothers of infants with congenital toxoplasmosis: Implications for prenatal management and screening. Am J Obstet Gynecol. 2005 Feb; 192(2):564-71.  

Thulliez P, Daffos F, Forestier F. Diagnosis of Toxoplasma infection in the pregnant woman and the unborn child: current problems. Scand J Infect Dis Suppl.1992; 84:18-22.  

Vázquez L. Prevención de las infecciones en la embarazada. En: Stamboulian D. Infectología para la Práctica Diaria I. Buenos Aires: Ediciones FUNCEI; 1995:157-93.  

Dr. Federico Danieli
Especialista en Obstetricia
MP 94.560

Sede Central
Av. Colón 3651, 2º Piso – Consultorio 205. Tel.: (0223) 499-2550  / 495-5866

 

Compartir en:

Facebook Twitter Google

Noticias relacionadas